Descubre todo lo que puedes hacer con Google Tag Manager

Una de las tendencias para este año en el mundo del marketing digital, es la herramienta Google Tag Manager. Esta interfaz de Google nos hará la vida un poquito más fácil a la hora de implementar etiquetas y código en nuestra página web.

No te quiero engañar, así que te aviso. Si no la has utilizado nunca quizás al principio te resulte un poco complicada, pero una vez que pilles la mecánica ¡estará chupado!

Así que te vamos a darte una guía básica para que empieces a utilizar, trastear y sacarle el máximo provecho posible a esta herramienta de etiquetado y código de Google.Caracteristicas principales de Google Tag Manager

¿Qué es Google Tag Manager y para qué sirve?

Google Tag Manager es un sistema de administración de etiquetas. Te permite actualizar de forma fácil y rápida las etiquetas y los fragmentos de código de tu sitio web o de tus aplicaciones móviles, con el fin de hacer un seguimiento y medición de cualquier cosa que haya en la página web.

Lo que hace esta herramienta es trabajar con etiquetados: puedes añadir, actualizar y/o personalizar todo tipo de etiquetas. Pero, ¿qué etiquetas puedo personalizar? La gama de etiquetas que nos deja emplear Google Tag Manager es amplia: etiquetas de AdWords, Google Analytics, Firebase Analytics y Floodlight.

Todo esto se actualiza o modifica desde la interfaz de usuario, en lugar de tener que tocar el código de los sitios web. Además de esto, podemos gestionar etiquetas con las que enviar información al resto de herramientas que estén relacionadas. De esta manera evitamos tener que recurrir a un programador o informático para configurar lo que deseamos.

Se trata de una herramienta dirigida a usuarios sin conocimientos elevados de programación para facilitar una infinidad de acciones a realizar en cualquier web, ofreciendo una mayor libertad de acción a estos usuarios. Además es totalmente gratuita, por lo que no hay excusas para comenzar a utilizarla.  

Características principales de Google Tag Manager

Toca repasar las características más destacables de la plataforma:

  • Se integra con herramientas de Google como Analytics, AdWords o DoubleClick.
  • Adaptado a todo tipo de usuarios, es decir, que lo pueden utilizar tanto personas con un nivel alto de programación, como por profesionales del marketing que lo utilicen en sus estrategias de negocio.
  • Se adapta tanto a sitios webs como a aplicaciones móviles.
  • Es una herramienta en constante evolución, en las que sus desarrolladores trabajan por encontrar nuevas funcionalidades adaptadas a las necesidades de los usuarios.
  • Ofrece un modo de vista previa. De esta forma podemos testear el funcionamiento de nuestro sitio antes de confirmar los cambios.  
  • El administrador de etiquetas reduce la cantidad de solicitudes que se envían a nuestros servidores mediante la función de caché inteligente, por lo que no nos tenemos que preocupar por la velocidad de nuestra web.
  • Además de integrar herramientas de Google, también pueden enviar datos a cualquier herramienta de medición o marketing que requiera una integración con JavaScript o píxel de conversión.

herramientas terceros que se integran con GTM

Seguridad en Google Tag Manager

Como ya hemos comentado en otras ocasiones Google tiene muy en cuenta la seguridad de nuestro sitio web, por eso detecta las páginas sin certificados SSL como no seguras,  garantizando dicha seguridad. Pero además se preocupa por que las herramientas que pone a disposición de sus usuarios también cuenten con la seguridad pertinente. Estos son algunos de los elementos de seguridad de la herramienta de Google:

  • Siempre nos muestra la última versión de la plataforma, con control y backup de versiones  
  • Eliminación de etiquetas o códigos al estar en una lista negra
  • Funciona en navegadores con JavaScript deshabilitado
  • Trabajo a través de vista previa con el que tener la certeza de estar todo correcto antes de publicar en la web

¿Cómo instalar la herramienta de Google?

Antes de meternos de lleno en su funcionamiento, es necesario que conozcamos los diferentes elementos con los que vamos a trabajar:

  • Etiquetas: Son los fragmentos de código que nos permitirán realizar la medición y seguimiento de las visitas, contabilización de conversiones, etc.
  • Activadores: Son las reglas que determinan si una etiqueta se activará o no. Por ejemplo tener un formulario y que solo nos contabilice los que que se han enviado realmente (hasta la página de “gracias por rellenar el formulario”).
  • Variables: Son los valores que se usarán tanto en activadores como en etiquetas.

Ahora sí, para poder comenzar a trabajar, lo primero que tenemos que hacer es acceder a la web oficial de la herramienta y crearnos una cuenta.

De momento solo hemos creado la cuenta, pero para su instalación se requiere la inserción de un código JavaScript que debe incluirse en todas las páginas de nuestra web. Este código llamado “contenedor” establece una comunicación bidireccional entre Google Tag Manager y la página web. Será el que tenga en su interior todas las etiquetas que vayamos incluyendo para realizar el seguimiento.

Administrador del contenedor de Google Tag Managercodigo contenedor GTM

Una vez tengamos creado el contenedor, lo implementaremos en todas nuestras páginas justo después de la etiqueta <body>. Una vez instalado, ya podremos añadir y administrar cualquier etiqueta que deseemos directamente desde Tag Manager.

Interfaz de Google Tag Manager

Una vez que ya hemos incluido la cuenta con la que queremos trabajar, en el menú principal nos da acceso a las secciones principales de la herramienta ( las vemos en la parte superior izquierda):

Barra superior Área de trabajo

Área de trabajo: Desde aquí podremos insertar etiquetas, crear activadores y definir variables. Es donde se puede previsualizar y publicar lo que deseemos.

Versiones: Podemos visualizar las distintas versiones publicadas.

Administrador: Tenemos acceso a las funciones de administración de la herramienta, como cambiar la configuración de las cuentas y contenedores y administrar los usuarios.

Sección área de trabajo en la interfaz de Google Tag Manager

Podemos ver de manera muy intuitiva las opciones que tenemos para trabajar,  los cambios no publicados y la actividad reciente. También nos da la opción de crear etiquetas directamente desde el acceso directo y añadir notas.

Área de trabajo de Google Tag Manager

En la parte superior podemos ver el nombre y acceso a los botones de Publicar, Previsualizar y Crear versión.

Sección cuentas en la interfaz de Google Tag Manager

Con una sola cuenta de Google podemos gestionar varias cuentas de Google Tag Manager, en las que cada una son empresas individuales con las que monitorizar su actividad en la página web.

Cuando accedemos por primera vez a la interfaz, nos guía de manera muy intuitiva como debemos crear nuestra primera cuenta.

Una vez que ya hayamos incluido la cuenta,  se nos solicita indicar un nombre al contenedor. Debemos utilizar un nombre que describa el lugar donde se va a insertar, lo más normal es indicar el nombre del dominio o el nombre de la aplicación.

Como podemos ver, creamos ambas cosas: una cuenta y un contenedor

Primero creamos una cuenta y un contenedor

En el caso de que vayas a gestionar varias cuentas, puedes identificarlas con el nombre de la compañía o la descripción que identifique en lo que estés trabajando. Opcionalmente puedes activar la compartición anónima de tus datos. Para acceder a esta selección tienes que acceder a Administrador – Configuración de la cuenta

configuración cuenta/ Compartir datos con Google

Siempre que accedamos a la herramienta, lo primer que se nos va a mostrar son las diferentes cuentas que gestionamos, donde podremos configurarlas como queramos, ver el historial de cambios, gestionar los usuarios que tienen acceso y crear más contenedores a través de un desplegable en la parte superior derecha.

Crear una etiqueta

Una etiqueta es un fragmento de código JavaScript/HTML que envía información a terceros, como Google u otras herramientas de medición, análisis, etc.

Para crear una etiqueta tendremos acceso directo desde la sección área de trabajo, por lo que pincharemos directamente y se nos desplegará un amplio número de etiquetas, elegiremos la que más se adapte y le pondremos un nombre.

Tipos de etiquetas en Google Tag Manager

En cada etiqueta se nos solicitarán los valores de configuración específicos que deberemos obtener en la herramienta a la que va dirigida. Vemos un ejemplo de como seleccionar las variables de configuración

Configuración etiquetas en GTM

Finalmente, debemos activar la etiqueta,  ya que los activadores son los encargados de decirle a Tag Manager en qué momento deben enviar la información de la etiqueta al servicio que queremos abastecer.

Crear un contenedor

Es fundamental conocer que es un contenedor para poder trabajar correctamente con Google Tag Manager (se trata de un espacio en el que podemos incluir etiquetas). Para entenderlo de una manera más gráfica, es como el cajón que puedo ubicar dentro de una página web o app y que me permitirá posteriormente introducir diversas etiquetas desde la interfaz de la plataforma.

Cada contenedor tiene una conexión directa entre la web/aplicación y la herramienta, por lo que se le identifica con una única ID con la que disponer de sus propios activadores, variables y etiquetas.

Para crear el primer contenedor, la interfaz de Google nos guía una vez hayamos creado la cuenta. Si queremos crear otro dentro de la misma cuenta, podemos hacer clic en la pestaña Administrador y desplegar la pestaña en la que aparece el nombre que hemos creado y seleccionar “crear contenedor”. Para diferenciar un contenedor de otro, es conveniente que pongas el nombre del dominio o la empresa en la que se incluya, y si se trata de un app, identificarlo así.

Crear un nuevo contenedor en Google Tag Manager

El código del contenedor debe insertarse en todas las páginas de la web. Se recomienda que se inserte tan arriba en la etiqueta <head> de la página como sea posible y ubicarlo inmediatamente después de la apertura de la etiqueta <body>

Si queremos que el contenedor comience a funcionar:

Primero deberemos haber insertado el código del contenedor en todas las páginas dela web/aplicación.

Publicar la primera versión del contenedor desde el menú de Google Tag Manager.

Estas son solo algunas de las características más relevantes de la herramienta, con las que podemos comenzar a trabajar y monitorizar todo aquello con lo que interactua el usuario en la web.  Os aseguro que si os familiarizáis con Google Tag Manager podréis sacarle infinidad de usos y conseguir una mayor información acerca del cliente.

Aquí tenéis un vídeo con el que seguro os quedarán claros los conceptos básicos para comenzar a trabajar con él.

Os animamos a que pongas en práctica todo lo que hayas aprendido y nos cuentes que rendimiento le has sacado a Google Tag Manager.

 

Deja un comentario

*

Bienvenido al blog de nerion

Empresa de servicios cloud, hosting y registro de dominios. Trust us, we take care of you!.


Tienes pensado empezar un proyecto web. Al contratar tu servicio de Hosting aseguramos tu web al 50%

Suscripción a nerion
Entradas antiguas por mes
Facebook