¿Estás a punto de comenzar un nuevo proyecto web o te lo estás pensando? Si es así, seguro que habrás oído hablar de un tal “hosting” o alojamiento web, pero, realmente no tienes muy claro qué es, ni para qué sirve, ni cuál es el mejor tipo de hosting para tu website. Pues bien, si te encuentras en el proceso de crear un proyecto web, te adelanto que la elección de tu hosting es básico y fundamental para que no haya ninguna problemática en el futuro.

En este artículo te vamos a explicar todo sobre el mundo del hosting, cómo funciona los diferentes tipos de alojamiento web que existen, en qué fijarte a la hora de contratar tu alojamiento web y que hosting es el ideal para tu proyecto, entre otras muchas cuestiones e información que seguro que te servirá de ayuda.

contratar un buen hosting

¿Qué es un Hosting?

Sencillamente un hosting web es un lugar dónde se guarda toda la información de una página web, como son los archivos, contenido, imágenes, documentos…

Pues bien, ese “lugar” en el que se guarda todo es como un ordenador muy potente, que en este caso se delimita como servidor web y se encuentra en un data center. Pero, ¿qué es un data center? Es un sitio donde hay muchos servidores (como una granja de ordenadores). Y para que las páginas web que estén alojadas en estos servidores se puedan ver las 24 horas de cualquier día de los 365 que tiene un año, tienen que estar conectados a Internet todo el tiempo, sin pausa. De esta manera en el momento que un usuario accede a tu página web, esta se podrá cargar y se le mostrará al usuario.

qué es un servidor y data center

Un ejemplo, tu cuando accedes a nuestra página web nerion.es, abres el navegador web que utilices, buscas la palabra clave nerion en el buscador, aparece la lista de resultados y en el momento en el que haces clic se carga la web directamente desde nuestro servidor dónde tenemos alojada nuestra página web (temas, estilos, CSS, html, imágenes, vídeos…) y tu puedes navegar por ella.

En definitiva, un alojamiento web es básicamente un servidor conectado a la red en el que podrás alojar tu proyecto web, dicho de otra manera, es un alquiler donde se paga por tener un ordenador o una parte de el (dependiendo del tipo de hosting), conectado a Internet las 24 horas.

Un hosting también se conoce como alojamiento web, hosting web, web hosting o webhost, para que sepas que es lo mismo.

Características a tener en cuenta a la hora de elegir Hosting web

Si has buscado ya por Internet entre diferentes proveedores de hosting algún alojamiento web, seguro que te habrás vuelto loco mirando y/o comparando las diferentes características de los diferentes hosting que existen.

Si no tienes demasiado claro que significa cada una de las característica que te ofrecen o no sabes en cuáles te tendrías que fijar para contratar tu hosting te las explicamos aquí.

  • Espacio web, este es el primer elemento que tienes que tener muy en cuenta, es el espacio que vas a tener disponible del servidor. En este espacio podrás guardar todos los datos de tu página web.
  • Dominio, este será el nombre de nuestra web, si no tienes un dominio es necesario contratarlo y vincularlo con el alojamiento web, en caso de tener un registro de dominio, es posible transferirlo a otro proveedor sin problemas. En este apartado, tendremos en cuenta los servicios de registro de dominios, transferencia de dominios y configuración de dominios. En los planes de hosting más grandes, es normal que el dominio sea gratis.
  • Correo profesional, es habitual que junto al hosting se ofrezca correo profesional adaptado al dominio del proyecto. Aquí tendríamos que tener en cuenta el número de cuentas de correo disponibles y el espacio de las disponible.
  • Transferencia de datos de carga de web, según el tamaño de tu web y el número de visitas necesitarás mas GB de transferencia o menos.
  • Localización servidores, la posición geográfica del servidor es importante debido a que la web cargará desde allí. Lo ideal es que si tu proyecto va a desarrollarse en España el servidor se encuentre en España, y no en otro país, ya que este influirá en la velocidad de carga y posicionamiento web. Si tu proyecto se va a desarrollar en más países puedes utilizar un CDN para que la web cargue más rápido en esos países.
  • Backup, un sistema de copia de seguridad es importante a nivel de trabajo y seguridad. En el primer caso, imagínate que estás trabajando en tu web y borras algún elemento que no deberías de tocar, en este caso con cargar la última copia de seguridad bastaría, también es un método perfecto de seguridad para proteger todos tus datos.
  • Soporte técnico, sin duda una de las características más importantes, y aún más sino eres muy técnico. La facilidad de contactar con ellos (sin pagar más) es fundamental bien sea vía telefónica, email, ticket o skype.
  • Seguridad, cuantos más elementos de seguridad, mejor, para evitar cualquier tipo de ataque. Además ahora es necesario contar con un protocolo HTTPS (con un certificado SSL).
  • Tecnología, el uso de la última tecnología es básico para mejorar el rendimiento de los servidores, y si su rendimiento aumenta el de tu proyecto también lo hará.
  • Flexibilidad, si tu proyecto web crece necesitarás aumentar todos tus recursos para poder hacer frente al aumento del tráfico web y a todas sus peticiones. Es importante que el proveedor de hosting sea flexible y se adapte a tu proyecto mostrándote facilidades para realizar los cambios que necesites, sin sorpresas en la factura.

¿Para qué sirve un Alojamiento Web?

Pues bien, el hosting sirve para almacenar nuestra web en un servidor y de esta manera tener nuestra página web disponible las 24 horas del día para cualquier usuario que quiera acceder.

¿Podría alojar mi web yo mismo? Si te has hecho esa pregunta, la respuesta es si. Pero eso supondría tener un ordenador más potente al que dispongas junto al incremento de conectividad, todo eso conectado todos los días. El coste a priori sería mucho más elevado que el alquilar un servidor de un proveedor de hosting. Y todo eso sin contar que haya cualquier problema o aspectos de seguridad, velocidad o tecnología, que no podrían ser comparables en ningún caso con los de un data center se un proveedor profesional.

Por lo tanto un hosting es necesario para cualquier proyecto web, independientemente de cual sea tu objetivo, ya que es el lugar donde estará alojado.

¿Quieres crear un blog personal/profesional, una web personal/empresarial o un ecommerce? Sea cual sea tu proyecto, siempre necesitarás un alojamiento web.

Lo mismo ocurre con los diferentes gestores de contenidos/CMS, ya que cualquiera que utilices, bien sea  WordPress, Joomla o Drupal, PrestaShop o Magento, necesitas un hosting.

Tipos de Hosting

Ya sabes que es un hosting, las características más importantes que tendrías que valorar y para que sirve. Pero ahora… ¿cuál escoger? Existen diferentes variables de hosting, cada uno se adapta a cada proyecto web. La elección dependerá del tamaño del proyecto, número de visitantes o consumos de transferencia.

Vamos a explicarte todos los tipos de hosting que existen, aunque luego cada proveedor hosting pone sus propios nombres lo importante es que lo sepas diferenciar según las características. Para que lo entiendas de manera más sencilla vamos a explicitarlo comparándolo con casas.

Alojamiento compartido o Hosting compartido

Este es el hosting más sencillo, y suele ser el plan más básicos que ofrecen los proveedores de hosting. Este alojamiento va encaminado a proyectos que consuman pocos recursos, normalmente webs nuevas que no tengan grandes necesidades. En este caso el servidor web físico es compartido por varios proyectos.

Hay que tener claro que se comparte todas las características de un servidor físico, pese a ello tu no podrás aceder a los otros proyectos que se encuentren alojados en el mismos ervidor, ni nadie podrá acceder al tuyo.

Además, el correcto funcionamiento del servidor dependerá de todos los proyectos, es decir, si alguna web realiza malas prácticas o tiene un tráfico excesivo afectará a los demás, ya que se comparten los recursos del servidor. Sin embargo, los proveedores hosting tienen estos elementos en cuenta y se suelen estar controlados.

Pues bien, para dejarlo más claro, un hosting compartido se puede asemejar en la vida real a un apartamento. Siendo un servidor el edificio, tu te alojas en un apartamento compartiendo el edificio con otros inquilinos. Es obvio que si tienes vecinos molestos, al final te acabará afectando.

Ventajas de un alojamiento compartido

  • Es el servidor más económico
  • No es necesario tener altos conocimientos técnicos
  • Se adapta muy bien para las prestaciones de uso personal
  • Si trabajas con un proveedor de calidad, este tipo de alojamiento permite una elevada afluencia de tráfico a la página web, más de la que puedes tener prevista para tus comienzos
  • Suele ofrecer una disponibilidad óptima para todos los usuarios que os alojéis en este tipo de servidor

Desventajas de un alojamiento compartido

  • Por el mero hecho de ser barato, muchos usuarios piensan que el servicio que ofrece es de peor calidad, siendo una falacia. Bien es cierto que hay que saber las limitaciones con las que cuenta y si se adapta a nuestro tipo de negocio
  • No podemos controlar las acciones que llevan a acabo nuestros “vecinos” y las malas prácticas pueden penalizar a todo el servidor dejándolo inactivo
  • Podemos encontrarnos con problemas de lentitud, incapacidad para absorber picos de tráfico altos

Recomendaciones de un alojamiento compartido

Este alojamiento se adapta a las necesidades de un proyecto personal como puede ser un blog propio, el comienzo de una empresa en la que no conocemos la aceptación que vamos a tener y cuanto tráfico vamos a recibir en la web.

Servidor Virtual privado o VPS

Este tipo de alojamiento nos ofrece unas características superiores a las de un hosting compartido pero inferiores a un servidor dedicado. La principal diferencia radica en que estamos ante un servidor físico partido en servidores virtuales. Por lo tanto se contrata un servidor virtual y no uno físico, con los recursos  necesarios que se determinen.

En este caso, no se comparten recursos con nadie, todos son para ti, como en un servidor dedicado. Y otro aspecto a tener en cuenta es que el proveedor de hosting sea administrador, sino tu tendrás que administrarlo y sería mas costoso.

Pues bien, supongamos que nuestro proyecto ha crecido, necesitamos tener más espacio y nos hemos cansado de nuestros vecinos . Y queremos cambiar nuestro hosting compartido (apartamento) a un servidor virtual (casa adosada) para disponer de más espacio y más recursos para nuestro proyecto.

Ventajas de un servidor virtual privado

  • Es mucho más flexible a la hora de permitir un mayor tráfico en la web.
  • No se ve afectado por picos de actividad de otros clientes y afectar a tu actividad de forma indirecta.
  • Se pueden crear varios espacios de hosting que actúan como varias cuentas dedicadas a un ámbito en concreto.
  • Se pueden alojar varias páginas web en dicho servidor.

Desventajas de un servidor virtual privado

  • Obviamente el precio es mayor, ya que cuentas con un mayor espacio para tu negocio.
  • Es más complicado su manejo, ya que estamos hablando de que el cliente tiene un mayor control sobre el servidor y es él mismo el que lo gestiona, por lo que se requiere de unos conocimientos técnicos mayores.

Recomendaciones de un servidor virtual privado

El servidor virtual se adapta a empresas que ya cuentan con un elevado número de visitantes a su página, un blog con el que quiere ganar suficiente dinero como para pagar este tipo de alojamiento, empresas que quieran gestionar ellas solas su hosting e incluir una gran cantidad de contenido.

Servidor dedicado

Un hosting dedicado es la opción más potente y por tanto mas cara. Con esta alternativa contarás con un servidor físico entero para ti y tu proyecto, contando con todos los recursos y características del mismo para ti solo (ancho de banda, transferencia, almacenamiento…). Por lo que aumentarás el rendimiento del proyecto y no tendrás que compartir recursos con nadie.

El siguiente paso lógico si necesitarás más espacio en tu hogar sería vivir en un chalet, en este caso nos encontramos con un servidor dedicado, el cual ofrece más y mejores prestaciones que un VPS ya que disponemos de nuestro propio servidor físico, sin compartirlo con otros usuarios.

Ventajas de un servidor dedicado

  • Disponibilidad de todo tu alojamiento, por lo que el manejo y su funcionamiento depende únicamente de ti, optimizándolo al máximo.
  • La velocidad de carga y descarga de la página es mucho más rápida.
  • Mayor capacidad de absorber tráfico.

Desventajas de un servidor dedicado

  • Aumento del precio en su contratación
  • Conocimientos acerca de la gestión de servidores y su uso.

Recomendaciones de un servidor dedicado

Un servidor dedicado se adapta a aquellos proyectos con un elevado número de visitas y/o volumen de negocio, además de necesitar mucha potencia para poder desarrollar el proyecto y poder cumplir con todas las necesidades para asumir todo el negocio.

Housing hosting

Un housing es el alquiler de un espacio de un data center para poner tus propios servidores, al no poder mantenerlos por temas de conectividad, seguridad u otras cuestiones en instalaciones propias.

Esta opción va encaminada por si aún no nos es suficiente porque somos unos “gigantes”. Se trata de alquilar el lugar dónde colocar tu propio ordenador, de esta manera el cliente puede hacer su proyecto web a su medida. Este tipo de hosting se asemejaría con adquirir un terreno y edificar sobre él, haciéndonos la casa como queramos.

Ventajas de un housing

  • Seguridad de que es la propia empresa la que controla de principio a fin el mantenimiento y funcionamiento del servidor.
  • Facilidad para adaptarse a la flexibilidad de la oferta y la demanda, ya que tiene espacio suficiente para asumir un fuerte pico de actividad en la web.
  • Buena relación calidad/precio

Desventajas de un housing

  • El precio es el más caro de todos los hosting que hemos hablado hasta ahora, asumiéndolo empresas de gran tamaño compensándoles infinitamente este servicio.

Recomendaciones de un housing

Encaminado a proyectos muy grandes, empresas con una enorme facturación que requieren de estos servicios debido a su número de visitas diarias a su web.

Cloud hosting

También conocido como hosting en la nube, es la opción mas potente de todas y la que se utiliza en los proyectos más grandes. La clave esta en basarnos en las necesidades del proyecto en cada momento, adaptándose la nube siempre.

Consiste en repartir la información por varios servidores físicos de hasta todas las partes del mundo, consiguiendo así una mayor seguridad y reducir el tiempo de respuesta en tu página debido a la localización geográfica de los servidores con recursos ilimitados.

Permite la expansión de la web en un momento determinado o en un futuro, sin necesidad de migrar los datos ni aplicaciones ya que se adapta a cada situación. La contratación es más costosa, por lo que los negocios que demandan este tipo de alojamiento suelen ser comercios electrónicos con necesidades de recursos muy elevadas.

Ventajas de un cloud

  • Adaptabilidad y flexibilidad total
  • Escalabilidad de recursos
  • Mayor velocidad
  • Mayor seguridad
  • Personalización total

Desventajas de un cloud

  • Coste elevado, no afrontable para muchos proyectos
  • Necesidad de mayores conocimientos técnicos
  • Aconsejable disponer servicio administrado por parte del proveedor hosting para sacarle el mayor provecho

Recomendaciones de un cloud

Dirigido a proyectos grandes, con necesidades elevadas y quieran optimizar 100% su proyecto.

¿Cómo comprar un hosting?

contratar un buen hosting

Además de tener en cuenta todas las características del alojamiento web, también existen otras cuestiones, como el servicio, la calidad o precio.

Con servicio me refiero a la calidad de los servidores web ofrecidos, teniendo en cuenta sus características como la plataforma y el entorno, memoria, transferencia de datos, panel de administrador o el número de cuentas de correo electrónicas.

La calidad proviene de la ayuda del soporte técnico para poder resolver cualquier tipo de problemas gracias a su formación, además si a esto le añades un corto tiempo de respuesta y un porcentaje elevado de respuestas satisfactorias, es algo muy a valorar a la hora de contratar tu hosting y que te servirá como apoyo en tu día a día en la gestión de tu proyecto.

El precio es importante, pero hay que tener en cuenta que a veces menos es más.

Para ver toda nuestra oferta de host y poder contratar tu alojamiento ideal puedes acceder desde aquí. Ahora el mejor hosting web está a tu alcance.

Si tienes un proyecto en mente y necesitas ayuda en la selección de tu hosting contacta con nosotros.

[Total:3    Promedio:5/5]
Diego Melús

Dedicado al marketing en general y al marketing online en concreto. Me paso los días buscando generar contenido de interés para toda la comunidad de nerion, y resolver todas tus dudas sobre el mundo de Internet, Hosting, Dominios, Ciberseguridad, Cloud o Marketing. Si tienes dudas ¡contacta con nosotros! - Siéntete como en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*